ESTATUA DE LA LIBERTAD, UNA VISITA PRESCINDIBLE EN NUEVA YORK

La Estatua de la Libertad es uno de los símbolos de la ciudad de Nueva York y uno de los sitios más visitados de la ciudad, pero desde mi punto de vista es una visita totalmente prescindible. Yo fui en mi segundo viaje a Nueva York, pero es de las visitas que mas me han decepcionado en toda mi experiencia viajera.

Vamos a empezar por el principio. Os voy a poner todo el proceso desde la compra de entradas hasta la visita y después mis conclusiones.

ENTRADAS

Las entradas para la Estatua de la Libertad se compran online a través de la página de Statue Cruises, empresa que gestiona además de las entradas, el desplazamiento en ferry desde Manhattan o New Jersey a Liberty Island y Ellis Island.

El viaje en ferry y la entrada al pedestal creo que están incluidas en algunas tarjetas turísticas, pero como no he comprado nunca ninguna no os lo se decir con exactitud.

Hay varios tipos de entradas: solo ferry e isla, subida al pedestal y subida a la corona.

tipos entradas estatua libertad
Tipos de entradas Estatua de la Libertad

Nosotros reservamos las entradas con la subida a la corona incluida y tuvimos que hacerlo con unos 3 meses de antelación. Ponen muy pocas entradas a la venta por día por lo que se agotan enseguida.

El precio fue de 21´50 dólares por persona y hay que poner los nombres completos de las personas que van a utilizar las esntradas.

VISITA

Si como nosotros, habéis reservado las entradas para la corona, debes canjear el correo electrónico que te mandan en la ventanilla “Will Call” de Castle Clinton.

Debes presentar el correo electrónico y los pasaportes para verificar la identidad. Una vez hecho esto te dan las entradas y unas pulseras que son las que te dan acceso a la corona.

De Castle Clinton nos dirigimos al muelle para coger el ferry. Id preparados porque hay que pasar un control de seguridad como el de los aeropuertos antes de montar, así que se forman algunas colas pero van rápido.

El viaje en ferry es muy entretenido porque primero vas viendo como te alejas de Manhattan por lo que las vistas del skyline son impresionantes y después te vas acercando a Liberty Island por lo que cada vez vas teniendo mas cerca a la Estatua de la Libertad.

Una vez que llegamos a Liberty Island nosotros nos dirigimos a la entrada para subir al pedestal y a la corona. Antes de acceder a la subida hay que dejar las mochilas en unas taquillas por las que tienes que pagar, por lo que recomiendo llevar dólares sueltos y que os quedéis con algo de dinero por si os pasa como a nosotros que tenéis que abrir la taquilla de nuevo y os toca pagar otra vez… 🙄 

Para subir al pedestal hay dos opciones: por escaleras o por ascensor. No son muchos escalones, pero nosotros como teníamos que subir las escaleras para acceder a la corona optamos por ir en el ascensor.

Antorcha pedestal Estatual de la Libertad
Antorcha pedestal Estatual de la Libertad

Al salir del ascensor optamos por subir a la corona directamente y parar en el pedestal al bajar. Para acceder a la corona hay que subir 162 escalones por una escalera de caracol bastante estrecha. Hay una escalera de subida y otra de bajada, por lo que está bastante bien organizado.

Escaleras subida corona estatua de la Libertad
Escaleras subida corona estatua de la Libertad

Cuando llegamos arriba vino la decepción. El final es una pequeña plataforma en la que ves Manhattan y el río a través de las pequeñas ventanitas que hay en la corona. Muy sucias, por cierto. No puedes estirar la visita mas de 5 minutos porque no puedes ver mas.

A los 5 minutos bajamos y salimos en el pedestal. Mucho viento ese día y bonitas vistas de Manhattan y de la Estatua de la Libertad desde abajo, pero ya está.

Downtown Manhattan desde Liberty Island
Downtown Manhattan desde Liberty Island

Después de un rato de fotografía decidimos irnos de Liberty Island y no paramos en Ellis Island, ya que teníamos planeadas otras visitas para ese día.

CONCLUSIÓN

Como conclusión os puedo decir que si viajáis pocos días a Nueva York, no perdáis el tiempo yendo a visitar la Estatua de la Libertad. Así, sin rodeos. Desde mi punto de vista con las vistas que tienes desde el ferry que va a Staten Island tienes mas que suficiente. Te ahorras tiempo y dinero.Os dejo post que escribí sobre ese ferry: http://www.blogueandodeviajes.com/ferry-a-staten-island/

Aquí os dejo algunas fotos de la Estatua de la Libertad desde el ferry a Staten Island y alguna hechas desde Liberty Island.

VISTAS DESDE EL FERRY A STATEN ISLAND

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

VISTAS DESDE EL FERRY A STATEN ISLAND

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

¿Habéis visitado vosotros la estatua de la Libertad? ¿Qué os pareció? ¿La visitaríais en vuestro viaje a Nueva York? Podéis dejarme vuestra opinión en comentarios o a través de las Redes Sociales. Y no os olvidéis de compartir eh? 😉

2 thoughts on “ESTATUA DE LA LIBERTAD, UNA VISITA PRESCINDIBLE EN NUEVA YORK

Deja un comentario