Visita a Santa Maria delle Grazie y la Última Cena (Milán)

Situada en la Plaza del mismo nombre, Santa Maria delle Grazie es una iglesia-convento perteneciente a la Orden de los Hermanos Predicadores de Milán.

Empezó a construirse en el año 1463 en pleno gótico, y fue terminada en el 1490, en época del Renacimiento, con unas reformas atribuídas a Bramante. En la reforma se añadieron grandes ábsides, la cúpula, el claustro y el refectorio.

La VISITA a la Iglesia de Santa Maria delle Grazie es gratis y el horario de visita es de 7 a 12 y de 15:30 a 19:30 en invierno. El horario de verano es de 7 a 12 y de 16 a 19:30.

Os dejo un video recorriendo Santa Maria delle Grazie:

LA ÚLTIMA CENA

 

En el refectorio de Santa Maria delle Grazie es donde se encuentra una de las obras más conocidas de Leonardo da Vinci, la Última Cena o Cenacolo Vinciano.

Leonardo fue contratado en 1494 para pintar un mural sobre la pared norte del refectorio y escogió pintar la escena de la Última Cena. Se basó en Juan 13:21 para representar el justo momento en el que Jesús anuncia a sus discípulos que va a ser traicionado por uno de ellos. De ahí que estén todos los discípulos hablando entre ellos, levantados y con esa expresión en los rostros.

La Última Cena o Cenacolo Vinciano
La Última Cena o Cenacolo Vinciano

Es un mural pintado al temple sobre yeso, y en la visita nos explicaron que es casi un milagro que se haya podido conservar hasta nuestros días. Nos contaron que el mayor problema de la Última Cena es la humedad y que en esa pared del refectorio hay humedad por partida triple: la pared da al Norte, justo detrás se ubicaban las cocinas del convento y la humedad de las personas en la estancia, que era utilizada por los monjes como comedor.

Fijaos si será delicada la pintura, que Leonardo tardó 2 años en pintarla, y cuando estaba acabando se empezaban ya a desprender trozos de pintura de la pared.

CÓMO VISITARLA

La entrada a la Última Cena o Cenacolo Vinciano hay que comprarla con antelación por internet o por teléfono. Las visitas son pocas al día y en grupos pequeños de unas 15 personas al día, por lo que conseguir entradas es complicado. Hay que estar pendientes de la página web porque van anunciando los días en los que se abre la venta las entradas.

El día que abrieron la venta para la fecha en la que yo iba a visitar Milán se acabaron las entradas en 5 minutos, vamos, que ni para un concierto de los Rolling Stones. Peero a base de mirar todos los días en la web al final conseguí entradas pero con visita guiada en italiano, a un módico precio de 16€ por persona. Si la entrada no incluye visita guiada el precio es de 12€.

La visita dura 15 minutos por lo que como veis es carísimo, pero bueno, merece la pena. No os voy a contar más sobre la visita porque sino pierde la magia. Igual que no os voy a hablar de las diferentes interpretaciones de la pintura porque ahí cada uno es libre de creerse las diferentes teorías y simbologías que pueda haber o no en la representación que Leonardo da Vinci hizo de la Última Cena.

Si os voy a decir que justo enfrente del Cenacolo hay pintada una crucifixión, obra de Montorfano, en la que Leonardo añadió los retratos del conde Ludovico Sforza (quien había mandado construir la iglesia) y su familia.

Pues hasta aquí mi visita a Santa Maria delle Grazie y el Cenacolo Vinciano. Creo que por lo menos hay que visitarlo una vez en la vida, por lo que entra en la lista de IMPRESCINDIBLES  de Milán. ¿Lo habéis visitado? ¿Os gustaría visitarlo?

Contadme vuestras experiencias en comentarios o a través de Redes Sociales. Y gracias por compartir el post 😉 

Deja un comentario