Trastevere,un barrio que no puedes perderte

El Trastevere (latín: trans Tiberim)  es un barrio romano situado al otro lado del río Tiber cuyo encanto reside en lo poco que se ha modificado el barrio a lo largo de los años, conservando el aire medieval en su estructura y el aire “popular” en sus edificios. Lo ideal es perderse por sus callejuelas estrechas y adoquinadas, comer o cenar en alguno de sus pequeños restaurantes y tomarse un gelato descansando en alguna de sus plazas.

Preparando el viaje a Roma, tenía apuntado este barrio como opción por si teníamos tiempo, pero una vez que lo he visto, recomiendo no irse de Roma por lo menos, sin haber paseado un rato por sus calles, aunque sea poco tiempo. Me atrapó su aire bohemio y la posibilidad de ver escenas de la vida cotidiana de los romanos que no puedes admirar en las zonas más turísticas de Roma (aunque es zona turística eh)

Nosotros cruzamos al Trastevere por el Ponte Sisto, ya que veníamos de la zona de Campo di Fiore y nos dio la hora de comer. Comimos en Dar Poeta, una pizzería muy pequeña pero con unas pizzas buenísimas.

Después de comer fuimos por la Via della Scalla hasta la Piazza di Santa Maria in Trastevere, dónde nos sentamos en la Fontana a comernos un gelato mientras veíamos la vida romana pasar. La plaza está rodeada de edificios en cuyos bajos hay restaurantes y cafeterías. Por cierto, la fontana se cree que es obra de Bramante.

En la Piazza se encuentra la Basílica de Santa María in Trastevere, en la que lo primero que llama la atención son los mosaicos dorados de la fachada. La basílica actual está asentada sobre los restos de una iglesia que mandó construir en el s.III el Papa Calixto I. Del interior destacan: las columnas que dividen la Basílica en tres naves y que las sacaron de las Termas de Caracalla, el mosaico dorado del ábside y la Capilla situada a la izquierda del altar y de estilo barroco. No os la perdáis, es preciosa.

Después de ver la Basílica caminamos por el barrio sin rumbo fijo, admirando los edificios de colores desgastados que me recordaron un poco a los edificios decadentes de Lisboa que tanto me gustan.

Así que si viajáis a Roma recomiendo sí o sí visitar el Trastevere aunque sea poco tiempo, no te arrepentirás. Para los que ya lo hayáis visitado ¿Qué os pareció? ¿Os gustó tanto como a mi o no? Espero vuestras respuestas abajo en comentarios o a través de las Redes Sociales. 😉

 

Deja un comentario